lunes, 10 de agosto de 2009

Periodista de televisión mandaba a matar para tener primicias en su programa

No se que clase de psicopata haría esto.

Un caso que escandalizó a Brasil. Wallace Souza, una figura mediática en la pantalla chica brasilera, encontró la manera perfecta y a la vez macabra de combinar sus tres profesiones. Ex policía, diputado y periodista de televisión. Souza, quien se habría dejado vencer por la ambición, no dudó en mandar a matar a personas con un único fin: presentar los 'casos de asesinatos' como primicias y reportajes exclusivos con el objetivo de elevar los índices de rating de su programa.

Souza fue escalando en distintas facetas y profesiones. Primero se graduó de la escuela de oficiales de Brasil, pero fue expulsado de la institución porque fue descubierto que traficaba con el combustible que se le asignaba.

Sin embargo, Souza no se quedó de brazos cruzados y aprovechó la experiencia que obtuvo como policía para incursionar en la televisión y crear un exitoso programa periodístico de casos policiales. Pero detrás del éxito de Souza se escondía un personaje frío que, sin remordimientos, mandaba a ejecutar a inocentes con el objetivo de generar mayores niveles de audiencia.

El programa de Souza era tan popular que contaba con transmisiones en vivo y hasta con un helicóptero propio para cubrir varios de sus reportajes.

Antes de que la policía de Brasil desmantelara la cara criminal de Souza, el reconocido conductor de TV aprovechó su carisma para convertirse en una figura mediática en todo Brasil, lo cual, al mismo tiempo, lo ayudó a impulsar una carrera política como diputado.

"Nunca usamos el programa como trampolín político, pero sabemos que es siempre un trabajo que da resultado –dijo Souza-. Canal Livre siempre fue hecho con seriedad y responsabilidad y dio resultados políticos".

El conductor de televisión se convirtió en el diputado más votado en las últimas elecciones en el estado del Amazonas. Electo por primera vez en 1998 por el Partido Liberal (PL), Souza fue elegido con el Partido Progresista (PP) –uno de los principales partidos políticos de centroderecha de Brasil– como una de las figuras más influyentes y representativas de su localidad.



vía: terra

1 comentarios:

MARDAM dijo...

No cabe duda que el apego a lo mediatico, puede generar locura.
Qué terrible caso.